martes, 15 de febrero de 2011

La falacia del helicóptero


¿Sabén cuántas veces escuché que "a este país sólo lo puede gobernar un peronista"?

Miles.
Demasiadas.
Mil veces, demasiadas.

A veces, la falacia toma formas de negación: "Nunca un no-peronista termina su mandato".
Otras veces, la falacia se acerca a la antropofagia: "Se lo comen crudo, crudito".
Y en otras ocasiones, la falacia toma ribetes pugilísticos: "No dura un round".

Como sea, la falacia logra siempre su cometido: infundar el temor, retroalimentando el sofisma, hasta volverlo una profecía autocumplida.

Poco importa cierto rol desestabilizante del PJ como oposición. Lo único primordial es seguir alimentando el sofisma, seguir alimentando la piedra rodante que nos hace tropezar 27 años seguidos.

La falacia logra su cometido cuando, cegados por lo binario de la realidad que se nos presenta, optamos por el mal menor. Es en ése momento, en que limitamos nuestro sufragio al único partido con supuesta fuerza para gobernar, es que nos volvemos condición necesaria y suficiente para seguir dotando de realidad a la falacia. Nos convertimos en parte integral del sofisma esclavista.

Amparados en esa falsa y burda dicotomía de "peronismo o el caos", hay provincias argentinas en las cuales un mismo partido es gobierno desde hace casi 30 años...

Tres décadas bajo un mismo signo político.
Tres décadas sin alternancia política.
Y, por sobre todas las cosas, tres décadas en que las condiciones sociales y económicas empeoraron significativamente.

Lo verdaderamente difícil es cortar el ciclo de retroalimentación del sofisma. Al fin y al cabo, hemos estado nutriendo nosotros mismos su existencia...

Pero el poder de las acciones individuales ha sido demostrado innumerables veces en la historia de la humanidad.

Depende de cada uno de nosotros. De animarse a probar una nueva fórmula, una nueva alternativa.

De animarse a cambiar.

------------------------

4 comentarios:

  1. Concuerdo. Y me encanta un lugar donde puedo leer:
    *profecía autocumplida
    *sofisma
    *falacia

    ResponderEliminar
  2. Gracias Roland.

    Pregunta: Ud. y Rodrigo concuerdan "de cara" a las internas de la UCR?

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. jaja, todos los gobiernos sufren presiones, y desestabilizaciones. A Menem también le hicieren levantamientos los milicos. Y de Cristina, ni hablar, piquetes, medios de comunicación en contra. Hasta se juntaron la SRA con los comunistas para voltearla. Los radicales tienen un problema adentro, no afuera.

    ResponderEliminar
  4. en cuanto a quien gana o quien debería ganar?
    Prefiero a Sanz, y no me animo a arriesgar todavía sobre quien va a ganar.

    Aunque la lectura de Algún Peronista me parece algo simplista, coincido en que el problema de los radicales es interno...falta el instinto de supervivencia político para abroquelarse todos atrás del líder.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0