miércoles, 5 de enero de 2011

Los peligros de la arbitrariedad


ADVERTENCIA. Lo decimos sin vueltas: en este espacio nos hemos manifestado numersas veces en contra de la Ley de Medios que impulsó el Kirchnerismo.

En defensa del equilibrio, el Estado no puede incurrir en arbitrariedades. Las decisiones estatales deberían ser siempre ecuánimes, sin preferencias.

Pero analicemos un poco lo sucedido con el reparto de la pauta oficial en TV, entre 2009 y 2010. El gráfico que ilustra el post muestra el radical cambio en la distribución de la pauta, señalando claramente como se benefició a Canal 9, en desmedro del Canal 13, principalmente.

Se sabe, Canal 13 es parte del odiado Grupo Clarín. Ha sido el canal con mayor rating durante 2010, pero apenas recibió el 5% de la pauta oficial.

Y Canal 9, propiedad de un ciudadano mexicano, sirve de pantalla a programas de la usina oficialista de Gvirtz, con TVR y Duro de Domar. También, durante 2010, se ha sumado a esa pantalla Victor Hugo Morales. Su audiencia, empero, no ha acompañado con igual entuasiasmo a esta programación oficial, y cerró el año en 4to lugar en el ranking de rating.

En suma: el canal más visto de la TV Argentina obtuvo apenas el 5% de la pauta oficial. En cambio, casi el 70% de la pauta de concentró en el canal que apenas logró el 4to puesto en las preferencias de los espectadores.

Seguimos preguntándonos por qué no se aprovechó el debate de la ley de medios para introducir regulación en el reparto de la pauta oficial.... Curioso, ¿verdad?

Párrafo aparte para el gran Víctor Hugo, cuyo fanatismo es propio de converso religioso. En Julio de 2006, al momento en que en la "TV Pública" de decidía el levantamiento de su programa "Desayuno", sostuvo lo siguiente:

"Está claro que el Gobierno (de Néstor Kirchner) avanza siempre hacia un discurso único que tiene una especie de tara con todo lo que sea libertad de prensa".


Fuente: La Nación.

(Gracias a nuestra cuenta en Twitter, pudimos acceder a la cita mencionada, aportada por @psirven y @Jotassss).

----------------

15 comentarios:

  1. Es cierto que hubiera estado bueno que la nueva ley también regule la pauta oficial, pero no se hizo. Que se va a hacer todo no se puede.

    Lo que sí no entiendo es esa queja que escuché en todas las radios de la mañana y en tu post respecto de que el canal con màs rating recibe menos pauta. Eso es parece correctìsimo. El EStado no debe favorecer a los que ya de por sì tienen una posiciòn dominante. De hecho que canal 13 reciba 1 peso me parece mucho.
    Aparte por un elemental criterio profesional-publicitario. Cualquier empresario dejarìa de pautar en un medio en que se hablan pestes de él o de sus productos. Nunca invertirìa mi presupuesto publicitario para una audiencia que me es adversa, ya que atentarìa contra la efectividad de mi mensaje publicitario.
    Esto es bàsico, pero es la misma historia de siempre: los liberales se quejan de la ineficiencia del Estado a la vez que le exigen que se comporte como un empresario opa, que atente contra sus inttereses.
    Como ciudadano, siento que se cuidan mejor mis recursos al pautar en medios cuya lìnea editorial no es abiertamente contraria a mi mensaje.

    ResponderEliminar
  2. Javier, queda claro que "todo no se puede". Pero si desde el oficialismo se decidió que era momento de encarar la enorme y complicada tarea de reveer las leyes que regulan los medios, incluir la regulación (propia!) de la distribución de la pauta oficial no parece demasiado complicado. No se observó voluntad de hacerlo.

    La discusión sobre pauta oficial media sobre 2 ejes importantes: el Estado (que no es lo mismo que gobierno) no puede tener preferencias o favoritismos arbitrarios, y ii) el objetivo de la pauta es comunicar hechos de gobierno.

    Difícilmente pueda decirse que Canal 13 tiene "posición dominante", Javier. De hecho, recien este año (2010) es la primera vez en muchos años que termina con más rating que Telefé.

    El Estado no es "cualquier empresario". El estado representa a todos los ciudadanos, y no solamente a los que, en este determinado momento, piensan como vos o como yo. El interés del Estado no es el del gobierno... El gobierno puede no tener interés en pautar en Clarín (en este segundo gobierno, claro). Pero el Estado estpa por encima de la estériles peleas de negocios...

    Creo que estas confundiendo un poco Gobierno con Estado.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por canal 13 quise referirme al grupo Clarín, que claramente la posiciòn dominante la tiene, ya sea desde la fijaciòn de agenda hasta el monopolio del cable

    No confundo Estado con Gobierno... decime vos en què parte de la lìnea editorial del Grupo se ven favorecidos los intereses del Estado propiamente dicho. ¿Porqué el Estado debería pautar en medios que operan en su contra sistemàticamente?

    ResponderEliminar
  4. Estamos hablando del reparto de pauta en TV. La posición de Clarín, en TV Abierta, no es dominante.

    Curioso que menciones el "monopolio del cable", cuya autorización fue otorgada por el bueno de Néstor en el primer mandato... Cierto! Eran "socios" con Clarín en aquellas doradas épocas..

    El Estado, Javier, tiene la obligación de ser neutral y plural.

    El Estado no es el gobierno. El gobierno tiene posición, mientras que el Estado debe representar a todos los ciudadanos. Incluyendo a aquellos que piensen de una u otra forma.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No niego la "sociedad" entre clarin y el gobierno de Nèstor. Un error muy reprochable. Pero igualmente saludo que en algùn punto se le haya plantado y dicho "hasta acá", como no lo hizo nadie antes.
    Muchos cambios polìticos y sociales se dieron por peleas entre socios circunstanciales. El primer gobierno patrio fue "socio" de Fernando VII; Peròn fue socio de la iglesia y el ejèrcito que terminaron volteàndolo.
    Lo que queda para la historia no es tanto còmo uno empieza, sino como va evolucionando con el tiempo.

    Respecto del tema de la pauta del Estado, quizàs si la oposiciòn no hubiera tenido una postura tan cerrada e impermeable a la ley de medios podrìan haber forzado al oficialismo a negociar una regulación en este sentido. Pero prefirieron jugar a todo o nada, defender a los grandes grupos (Carriò dixit) y "al màs dèbil" frente a la mordaza K.

    ResponderEliminar
  6. Entonces, si repasamos la vida del bueno de Néstor, vemos que estuvo plagada de "errores reprochables".

    En los 90s, apoyó a Menem y a la privatización de YPF. Hoy, el Kirchnerismo defenestra a todo lo que tenga que ver con los 90s, y las privatizaciones.
    En los 2000s, aceptó ser candidato apadrinado por Eduardo Duhalde. Hoy, defenestra a Duhalde.
    HAsta 2008, fue "socio" de Clarín, y ambos resultaban beneficiados: negocios y apoyo mediático. Hoy, Clarín es el "enemigo absoluto".
    Cuantos "errores", ¿verdad?

    Le machacás a la Oposición por no haber impulsado la discusión sobre la regulación del reparto de la pauta. Pero eso no le quita responsabilidad al Kirchnerismo de la absoluta discrecionalidad con que hoy se reparte la pauta, favoreciendo a voces "amigas"...

    Insisto: El estado no puede excluir a aquellos que piensan distinto, pues el estado somos todos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muchos errores. Hacer es meter las patas en el barro y ensuciarse. El que tiene las manos impolutas es porque no construye un carajo. En Noruega puede ser de otra forma, acá por ahora, no.
    Por poner un ejemplo, seguramente Gabriela Michetti tiene un prontuario màs pasable que los K, ahora... no le darìa para que me maneje ni una calesita porque me la choca.
    El honestismo es enemigo de la buena polìtica.

    Lo de la pauta oficial se lo machaco a la oposiciòn porque es una bandera de ellos, no de los kirchneristas. Siendo algo que les interesaba a ellos podrìan haberlo usado como herramienta de presión.

    ResponderEliminar
  8. Lo primero que debo decir es que la pauta publicitaria no debería existir. La difusión de los actos de gobierno debiera hacerse a través del boletín oficial y cada medio publicar, a su vez, lo que le parezca. Para información especial o urgente, siempre el gobierno tendrá la cadena o conferencias de prensa. Si el Clarín- por ejemplo- es bueno o malo para el estado, o para el país, no puede ser una decisión que tome el gobierno. Y por otro lado, no se debe formar un ultra monopolio de medios estatal, burdamente oficialista, con el cuento de luchar contra un supuesto monopolio privado. Las asociaciones que se hicieron, se hicieron. No alcanza con decir "huy, me equivoqué". Se asociaron sabiendo con claridad quien era el otro. Esa asociación debe pagarse como costo político y debe hacer repensar a quienes apoyan a este gobierno.

    ResponderEliminar
  9. Pasa que no son "errores". Son decisiones que el bueno de Néstor tomó.

    Sucede que no me creo el verso oficial de sus grandes convicciones... ¿Cuáles convicciones? ¿Las de los 90s? ¿Las del primer gobierno, cuando Clarín era amigo, y el ADN de Marcelo y Felipe, o Papel Prensa o Fibertel no importaban? ¿Acaso son sus veraderas convicciones las del segundo gobierno?

    ¿O acaso sus verdaderas convicciones eran las de su época no-pública, ejerciendo de abogado en el Sur durante la dictadura?

    Nah... No compremos espejitos de colores. Todos esos "errores" fueron cometidos con objeto de buscar poder. Fueron decisiones.

    Ni convicciones. Ni "errores".

    A hacerse cargo.

    La pauta le interesa (aún!) al Kirchnerismo, Javier. Es por eso que no la regulan, y es por eso que la reparten entre amigos.

    Tras 7 años de gobierno, jamás insinuaron buscar regular la pauta. Queda claro.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Empecemos por el principio: Las convicciones de Néstor me importan un pepino. Son cosas que arreglará con el creador o con su flia cuando estuvo en vida.
    Sus intenciones o motivaciones son exclusivamente personales y allá él con eso.

    Lo que importan son sus actos y el legado concreto. Se asoció con Clarín? Si. Rompió con Clarín? También. ¿Que quedó de esas contradicciones? Una discusión sobre el rol de los medios en la sociedad como nunca habíamos pensado que se podía llegar a dar, y un fortalecimiento de los gobiernos -este y los que vengan- frente a los intereses de los grandes medios (¿quién le va a temer a las tapas de Clarín después de estos años? ¿quien se va a dejar apichonar ante una opereta mediática?)y sus auspiciantes.

    No importa que Nestor sienta o no sienta la causa de las madres, sí importa que Videla no está más indultado.
    Podrá haberse pasado toda la dictadura sin darle bola a lo que pasaba, pero cuando le tocó hizo más que muchísimos. En el otro extremo lo tenés a Zamora, un tipo que luchó toda su vida por los DDHH pero se despidió de la política votando en contra de la anulación de las leyes del perdón "para no hacerle el juego a K".

    Que querés que te diga... a mi dame un Néstor y quedate con los Zamoras.

    ResponderEliminar
  11. Ja. Una lógica similar al "roba, pero hace". Y está bien, aunque no comparto.

    Casualmente leía hoy una entrevista a Caparrós. El periodista le pregunta:

    - Está claro que Néstor Kirchner impulsa la ley de medios por la pelea con Clarín, a partir del conflicto con las patronales agropecuarias. ¿Pero importa tanto el por qué o habría que darle más relevancia a que se haya hecho? La ley es un proyecto que llevaba 26 años de elaboración.

    Respuesta MC: Por supuesto que importa por qué se hizo, porque al analizar por qué se hacen las cosas, se puede llegar a vislumbrar cómo se van a hacer las cosas.

    Te dejo el link, por si te resulta interesante: http://politicargentina.com/entrevistas/770-martin-caparros-qel-canal-7-es-un-engendro-de-propaganda-rencorosaq

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. La respuesta de Caparrós es incompleta. Por supuesto que importa el porqué, pero no podes quedarte unica y exclusivamente en eso porque es reduccionismo y perdés de vista lo macro.

    Disculpame los ejemplos históricos pero son muy gráficos. En el siglo XV el rey de inglaterra quería divorciarse y el Papa se lo prohibía ¿Qué hizo? Se cortó sólo y dijo que la cabeza de la iglesia inglesaes el rey, y chau problema.
    ¿Resultado? Inglaterra hace 5 siglos tiene una religión oficial cuya cabeza es el jefe de Estado y no un extranjero (esto hoy puede parecer pueril... pero hace pocos siglos era sumamente importante)
    ¿Vos ves entonces a los ingleses discutiendo a ver si las ganas de un rey de divorciarse es un argumento teológico sólido como para fundar una religión? NO. Entendieron que detrás de ese argumento individualista, había una razón de soberanía de Estado que convenía mantener.

    ¿Vos ves a los franceses discutiendo a ver si Napoleón era el abanderado de la revolución o un enano megalómano? NO. Mausoleo, héroe nacional y a otra cosa.

    La guerra de independencia de EEUU se inicia con la excusa de los impuestos al Té que puso inglaterra. ¿Entonces qué? ¿Los EEUU acaso se formaron en torno a la industria del té? NO. Cagando si produjeron un saquito de té desde ese momento.

    La historia es caprichosa y a veces donde uno menos se lo espera está el punto de partida de eventos mucho más importantes que el argumento puntual que les dió inicio.

    Gracias por el link, lo voy a leer.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. Perdón Javier, pero los ejemplos, si bien simpaáticos, no ilustran las conversiones del bueno de Néstor. Acá no hay una gesta emancipadora. Sino apenas una relación de negocios que quedó trunca, y cuyos otrora socios ahora están en disputa.

    Estamos hablando de quien durante su primer mandato comlpeto (4 años), acordó con Clarín, permitiéndole continuar expandiendo sus negocios aumentando su monopolio, a cambio del "apoyo mediático" que ahora tanto defenestra.

    No hablo solamente de las 12 cenas que el ahora enemigo público número 1, Magnetto, tuvo con Néstor en Olivos. Sino que hablo de cómo el apoyo mediático de Clarín fue retribuido con renovación de las licencias de TV y Radio, ó con la autorización de la fusión de Cablevisión con Multicanal.

    Es curioso como desde 2003 a 2008, ningún oficialista se rasgaba las vestiduras por el ADN de los hijos de Noble. Tampoco parecían importar Papel Prensa o el papel para diarios, Fibertel, la grilla de Cablevisión. Siquiera importaba "democratizar" la ley de Radiodifusión. Nada de eso importaba, pues Clarín y Néstor eran socios en una relación conveniente para ambos.

    La motivación de Néstor, tras la ruptura, no fue dotar de pluralidad a las voces. Mismo Caparrós describe con elocuencia la situación del Canal "público", como claro ejemplo de una absoluta falta de pluralidad.

    Por supuesto que importa el por qué. Digo, más allá del bello discurso oficialista.

    La motivación es relevante, porque esconde en su interior la verdadera intencionalidad de lo que se buscar realizar.

    De todas formas, ha sido muy interesante este intercambio de opiniones, Javer.

    Verás, coincido contigo en la necesidad de modificar la ley de Radiodifusión. Pero no comporato, para nada, el proyecto Kirchnerista, cuya intencionalidad última nada tiene que ver con la pluralidad de voces.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  14. En 2003 todavía habia corralito y depósitos confiscados, default, más de 50% de pobreza, protestas hasta por las dudas, y el presidente con menos votos de la historia.
    Que alguien en ese contexto se ponga a hablar de la ley de medios e intente llevarse puesto al principal medio de comunicación del país, no se trataría de alguien coherente sino de un marciano que no entendía adonde estaba parado.

    En cambio la ley de medios estaba en la plataforma del FPV en 2007 (antes de la ruptura), y la llevó a cabo año y medio después de asumir.

    No me gusta analizar acciones políticas desde la motivación personal de quien las lleva a cabo porque irremediablemente tenés que caer en psicologísmos, o la imposible tarea de escrutar la mente de un ser humano. Decís que la motivación de nestor no fue la pluralidad de voces... yo te puedo decir que sí ¿Y, adonde llegamos? Lo unico que estamos haciendo es adivinar. Cuando yo cobro el aguinaldo no me pregunto si lo instauró Perón para sumar votos o para presionar a los patrones... lo cobro y se acabó, la platita está en mi bolsillo y allá el general con su consciencia.

    Cualquier hecho histórico, sea gesta emancipadora o humilde mejoría de pequeños sectores, está atravesado de contradicciones, egoísmos, oportunismos e intereses cruzados. Si a la historia la esperas inmaculada y consensuada por todos, esperá sentado.

    Saludos, está bueno debatir así, sin tonterías ni lugares comunes, hace mucho que no se me daba.

    ResponderEliminar
  15. Lindo intercambio de opiniones, da gusto leerlo.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0