lunes, 10 de febrero de 2014

La razón sos vos



“Necesitamos cambiarlo de asiento”, dijo una sonriente asistente del escritorio de la aerolínea. Aparentemente una familia había quedado dispersa a lo largo y ancho del avión, razón por la cual yo pasaría a la primera fila del avión, pero sacrificando ventana por pasillo. Pero no me importó demasiado, tanto era mi entusiasmo por volar, literalmente, a su encuentro en el Norte.

Sin embargo, los minutos pasaban, y con ellos, aumentada la ansiedad. Y, de la mano con ella, también lo hacía la preocupación…

¿Qué hago acá, en la sala de pre-embarque un domingo al mediodía, esperando un demorado vuelo a Salta a encontrarme con una mujer que había conocido apenas una semana atrás?
La pregunta volvía cada tanto a rondar mi mente, especialmente después de cada anuncio de una nueva demora.

Mientras crecía el fastidio en la sala, dentro de mí mente germinaban con facilidad las dudas. ¿Me habré apresurado?
Lentamente el murmullo de la sala incrementaba su intensidad, pero abstraído por mis vacilaciones acerca del imprevisto viaje, me encontraba ajeno al hastío imperante.

El objetivo original del retorno al Norte 21 años después de mi última visita, me resultaba claro: “Dejar de pensar”. Contundente, y lacónico a la vez, la primaria razón del escape era, justamente, alejarme de cualquier disparador de esos recuerdos. Y pasar un par de días en Salta, en su compañía parecía una buena manera de lograr mi objetivo.

Súbitamente, el llamado a embarcar tronó en el altavoz. Y con el, finalizó el murmullo disconforme. El vuelo ya era una realidad para todos. Inclusive para mí.

Pero, íntimamente, mis pensamientos seguían indeterminados. Mis tribulaciones se conjugaban con mis dudas acerca del viaje, y el tormento resultante ya me resultaba demasiado….

¿A quién estaba engañando? La única razón por la cual volaba al Norte era para dejar de pensar en vos.

viernes, 19 de julio de 2013

El (groucho) marxismo del Kirchnerismo




Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros”. Grouch Marx, genial comediante.


-----

Te apoyo la privatización de YPF en la ola de ventas de los 90s, pero cuando necesito que sea manejada por gomías y testas, te inserto a los Eskenazi como socios minoritarios.

Te estatizo YPF y te la convierto en nac&pop cuando los gallegos y los Eskenazi dejan de invertir en aumentar la producción, pero como el Estado tampoco tiene siquiera un dólar para invertir, te hago un acuerdo leonino con la imperialista y norteamericana Chevron.

Te renuevo la Corte Suprema y te la limpio de jueces-servilleta, pero si no me termina gustando su independencia, te promuevo una reforma judicial para quitarles poder y pasar a controlarlos.

Te cierro la compra del yankee dólar y reniego de todo lo que tenga que ver con los 90s, pero cuando las Reservas de BCRA no dejan de caer, te fomento luego el blanqueo de dólares negros emitiendo una nueva cuasi-moneda convertible al dólar.

Te tomo las banderas de los DDHH y las hago propias para el relato, pero no tengo luego mayor empacho en promover la elección del represor Milani como Jefe del Ejército.

-----

Y así con casi todo.

Que quede claro: en el Kirchnerismo, las convicciones nunca se pierden. En todo caso, se venden.

lunes, 8 de julio de 2013

La mesa de luz



¿Y en el cajón de la mesita de luz? ¿O ya busqué ahí? Mejor me fijo de vuelta, pensé. Por las dudas.


Pero en lugar de encontrarme con el muñeco que nuestra hija se había ganado en la feria el día anterior, sorpresivamente me topé con un manojo de tus cartas, manuscritas y viejas. De otra época. De otra etapa de nuestras vidas.

Uno casi que podía compilar un tesauro de la palabra “amor” con esas cartas. Cursi, sin dudas. Pero rigurosamente cierto.

Los recuerdos se sucedían, veloces, uno tras otro. Viajes, momentos, fechas, aniversarios.
Peleas, discusiones también. Como es propio en toda pareja que realmente se ama.

Y vaya que recordé cuánto fuiste capaz de amar…

Por la próxima media hora, dejé de pensar en mi búsqueda del muñequito. Me senté en la cama, tomando de a una las cartas apiladas desprolijamente en el cajón, y tratando sin éxito de leerlas hasta el final.

Fue un viaje en el tiempo. Un periplo, melancólico, por nuestras vivencias juntos. Pero un viaje incompleto, porque llegó un momento en que no pude seguir más, y tuve que parar.

¿Había pasado realmente tanto tiempo sin que abriera ese bendito cajón? Años, tal vez. Años, seguramente. Años, sin lugar a dudas.

Pero supongo que era consciente que algo así podía pasar. Especialmente cuando decidí mudarme nuevamente a lo que había sido nuestro departamento.

viernes, 28 de junio de 2013

Decreto de Néstor vs. la "transparencia" de Cristina



En 2003, el flamante presidente Néstor Kirchner firmó el decreto 1172/03, denominado "Acceso a la Información Pública". Buscando aumentar la transparencia del Estado, en el decreto se establecía que no era necesario acreditar interés legítimo alguno antes de solicitar información sobre gastos del Estado.

El mero hecho de querer la información bastaba para que el Estado Argentino brinde los datos requeridos, tal el espíritu del decreto. De allí que se hablaba de "transparentar" los gastos de los fondos públicos.

A pesar de la vigencia del contrato, el gobierno Kichnerista se viene negando a brindar información sobre el gasto de fondos públicos realizados en la (denominada) TV Pública para la emisión de la tanqueta oficialista 6-7-8, del querido mercenario Diego Gvirtz.

El Jefe de Gabinete Juan Abal Medina le ha negado esta información a la periodista Mariel Fitz Patrick en Diciembre del 2012. La negativa se fundó en la supuesta ausencia de "interés legítimo".

Ante el escollo, Fitz Patrick recurrió a la Justicia con el patrocinio de la Asociación por los Derechos Civiles, basándose justamente en el mencionado decreto del bueno de Néstor.

Como era de esperar, la Justicia ordenó a Abal Media a brindar la información solicitada a la periodista de Canal 13.

¿Cómo reaccionó el Kirchnerismo tardío?

Apeló la decisión ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal.

Kirchner vs. Kirchner.

-----------------------------------------

jueves, 27 de junio de 2013

Expropiación masiva del Estanciero



Ayer el Banco Central de la República Argentina anunció, mediante la comunicación "A 5452", que próximamente los tradicionales billetes de $ 100 con la imagen de Julio A. Roca, llevarán 2 letras de serie.

Sucede, claro, que se agotaron las letras del abecediario, y por lo tanto, para poder seguir emitiendo para todos y todas, es necesario recomenzar con un doble A.

Textual: "La primera de ellas seguirá el orden alfabético, mientras que la segunda se mantendrá fija en la letra A. De esta manera, dichos billetes presentarán una particularidad respecto de los que se encuentran actualmente en circulación, ya que llevarán doble letra como serie: serán impresos de acuerdo al siguiente orden: AA, BA, CA, DA, etc.".

Según rumores de los pasillos de Economía, la alternativa al lanzamiento de series de doble letra era comenzar una masiva expropiación de billetes del tradicional juego de mesa "El Estanciero" (foto). Pero fuentes, en estricto off, nos confirmaron que la medida no fue autorizada por la propia CFK, atento al mal humor social que la incautación de los billetes del juego de mesa tendría entre los estratos más jóvenes de nuestra sociedad.

Papelitos para todos. Y todas, claro.

--------------

miércoles, 26 de junio de 2013

La eutanasia forzada de la educación



El Kirchnerismo parece contar con problemas a la hora de elegir su Vices: Scioli, Cobos, y finalmente Boudou, todos fueron grandes dolores de cabeza para la fuerza política que gobierna nuestro país hace ya más de una década. Y dificilmente puedan culpar a Clarín de forzar la inclusión de estos vice-presidentes.

Pero la dificultad de Kirchnerismo en elegir bien también se presenta a la hora de seleccionar sus Ministros de Educación. En el caso del bueno de Néstor, al optar por Daniel Filmus: es de poco progresista ser Ministro de Educación, y al mismo tiempo, enviar a tus hijos a un colegio privado. Pero tal vez estemos acá hilando demasiado fino para los gruesos gustos de un KIchnerismo poco adepto a detenerse en la coherencia de los hechos y los dichos.

El actual Ministro de Educación, Alberto Sileoni, es un también un digno Ministro de Educación del Kirchnerismo. Y como tal, promotor de una eutanasia forzada del concepto de educación...

Leemos en Nación: "La educación comparativa no se mide sólo en términos de rankings; no es necesario saber cuánto mal o cuánto bien nos va, porque los caminos son más generosos y más amplios", sostuvo.

No es de extrañar, entonces, que duranta la "década ganada" del Kirchnerismo la Provincia de Buenos Aires haya perdido 20.000 alumnos de escuelas primarias públicas....

La única gestión que hace el Kirchnerismo, es la del Relato.

--------------



Compartí 2.0