martes, 1 de junio de 2010

El discurso y la intolerancia al disenso


Se sabe: desde sectores afines al oficialismo proclaman la imlpementación de la Ley de Medios en pos de la pluralidad de voces, y critican al mismo tiempo el "discurso hegemónico" del periodismo no alineado.

Pero y por casa, ¿cómo andamos? Pues no muy bien.

El Kirchnerismo ha dado sobradas muestras de intolerar la palabra crítica, y recurre a cualquier mecanismo para acallarla. Eso sí, siempre escondiendo el real objetivo detrás de un bello discurso pluralista, que se observa insostenible en los hechos de la realidad. ¿Hay ejemplos? Sí, algunos...

Por un lado, el grupo de medios oficialistas de Sergio Szpolski recibió, durante 2009, un promedio de $ 5 millones mensuales en concepto de publicidad oficial. Por el otro, el grupo de diputados oficialistas solicita al PEN suspender el pago por publicidad oficial al diario Crítica de la Argentina. Así, se castiga a quien disiente y se premia al alineado.

Por un lado, el Kirchnerismo aumenta 1.828% el gasto en publicidad oficial entre 2003 y 2009, favoreciendo (como vimos) a grupos afines. Por el otro, suspende la venta de aire para avisos privados en las transmisiones de fútbol del programa "Fútbol para Todos", convirtiendo a los entretiempos del fútbol argentino en una hegemónica maquina propagandística de discurso único.

Por un lado, insiste ahora con la aplicación de la cláusula 161 ("desinversión") de la Ley de Medios. Pero, por el otro, en el primer mandato K les renovó esas mismas licencias a Grupo Clarín. Obvio, era una época de buena relación entre ellos (recomiendo ver este lindo compendio de tapas de Clarín pro Kirchner). Así, se favorece y se consolida ese mismo monopolio que, tras la ruptura, se critica con vehemencia.

Hay también ejemplos entre el "periodismo" afín al Kirchnerismo. Analicemos, por caso, los programas del converso Gvirtz:

En la "trinchera oficialista" 678, que se emite en el prime time de la TV Pública, ni un panelista tiene una visión no-alineada con el gobierno, y ni uno de los tendensiosos informes presenta jamás una mera crítica al gobierno.

De hecho, el único programa de PPT que posee cierto atisbo de diversidad de opinión en el panel, Duro de Domar, sufrió anoche una merma en su heterogeneidad, al realizarse un cambio de panelistas que hegemoniza su discurso: la desobediente Fernanda Iglesias fue reemplazada por un fiel y manso bloggero K.

Curiosamente, en ese programa es panelista el periodista deportivo y opinólogo Chavo Fuchs, quien es un entusiasta Twittero. Pero a diferencia de sus discursos pro-disenso (en Twitter lo pueden leer hablando de disensos con el periodista Pablo Sirvén), el Chavo se mostró intolerante con un Twitteo nuestro, y nos ha bloqueado. Floja actitud, Chavo. Lo único que hicimos fue felicitarlo por su participación en la nueva señal oficialista de Szpolski, CN23 (*).

Y no es el único que apeló al bloqueo en la mencionada red social. El Jefe de Gabinete también se mostró poco afecto a twitts no-oficialistas y también nos ha bloqueado. En efecto, hemos sido bloqueados tras responder a un Twitteo de Aníbal acerca de los exámenes de ADN de los hermanos Noble Herrera. Sucede que desde aquí no entendemos por qué durante el primer mandato K no hubo cadena nacional pidiendo por exámenes de ADN, ni se hablaba de este caso que, actualmente, es parte integral de la agenda oficial.
Pero parece que el afilado y festejado político no pudo soportar tanto disenso (**). Recordemos que hace unos días comentábamos que Aníbal había bloqueado al ex-CIPECC Miguel Braun.

Como sea, en la órbita nacional o en la órbita de las redes sociales, el Kirchnerismo se muestra intolerante con quien es crítico o piensa distinto. Pero critican a los medios endilgándoles el adjetivo "hegemónicos".... Yeah, right!



(*) "Disidente2011 @chavoreal Felicitaciones! Veo que el dispositivo mediatico oficialista sigue expandiendose...".

(**) "Disidente2011 @FernandezAnibal Que grande el Ministro, ocupandose de los grandes temas del segundo mandato K....".

--------------------------

10 comentarios:

  1. El monto de dinero de origen estatal gastado en publicidad es una ínfima parte del monto total. Esto no es neutral si tenés una mayoría abrumadora de publicidad proveniente de multinacionales, por ejemplo. Ahora, el tema del disenso es más complejo. No entiendo bien si reivindicas las llamadas democracias de consenso, que tanto me recuerdan a Chacho Álvarez. Creo que hay consensos imposibles, saobre todo con unos sectores medios, líderes de opinión, intelectuales, periodistas, políticos, etc., formados en el pensamiento colonial. Anticipo tu respuesta. Creo que este es un terreno de claroscuros. No estoy de acuerdo con la visión focalizada de las políticas sociales, por ejemplo, porque fueron generadas por el Banco Mundial con una visión estratégica del fin de los estados nacionales. No hay consenso posible entre el modelo de la Mesa de Enlace y un modelo industrialista.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me faltan cinco para el peso. Te parece democrático discutir en el marco tolerancia-intolerancia? Por ejemplo, se puede tolerar lo antidemocrático? Tolerar no tiene un contenido autoritario?

    ResponderEliminar
  3. Jorge, no se bien a que apuntas.

    Con respecto a la publicidad oficial, por supuesto que es una porcion menor que la publicidad privada. No discuto ello. Discuto la arbitrariedad de por un lado beneficiar medios afines con $ 5 millones mensuales, y por el otro solicitar la suspension en medios criticos. Es la arbitrariedad lo que objeto, mas alla del monto.

    Por otro lado, te enroscaste en lo del disenso y la tolerancia. Estoy hablando de -nuevamente- la doble vara: por un lado, pontifican la ley de medios por su supuesta pluralidad de voces, pero al mismo tiempo dan sobradas muestras de no tolerar voces en disidencia.

    Banco Mundial? Mesa de Enlace?

    La politica es el arte de lo posible, Jorge. No es la dominación del otro.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Justamente: es el arte de lo posible. Y si no se confronta con esos medios cuyos intereses son ampliamente conocidos, puede crearse un clima de stituyente. Crítica en manos de Marsans? Los negocios de Clarín con la soja?

    ResponderEliminar
  5. Me pregunto que tendra q ver Marsan y Clarin con la poca tolerancia del Kirchnerismo con aquellos que no piensan igual....

    ResponderEliminar
  6. Habiendo leído varios de tus post, creo entender cuál es el grado de nuestra disidencia. No se puede hablar de tolerancia o intolerancia en términos abstractos. Para la Iglesia, la época de la inquisición era perfectamente tolerante con la idea que entonces se tenía por tolerancia. Con la revolución industrial, las burguesías nacionales toman el poder, derriban al antiguo régimen e imponen su propia idea de la tolerancia. Como son eurocéntricas, esa tolerancia no abarca a los periféricos, a los africanos, americanos, etc. La Argentina se formó como nación excluyendo a su pueblo. Ese fue el proyecto de Mitre, que de una u otra manera, ha sobrevivido hasta la actualidad. Un país para pocos. De allí que los cambios mas importantes en el país hayan estado dirigidos por modelos de Estado más inclusivo. Ese fue, creo, el logro más importante del peronismo original. El Estado es el campo de batalla del carácter de la sociedad que tenemos y queremos. Por otro lado, en distintas etapas (señalo la dictadura, el menemismo) amplios sectores sociales han sido "desnacionalizados". Piensan como si fueran norteamericanos, franceses, alemanes, o lo que fuera. La mayor aventura del pensamiento es SITUARSE. Y hay aquí una batalla por el sentido de las cosas. Sin duda, este Estado actual es menos inclusivo que lo que era en 1976, mucho menos. Por eso, la tolerancia no es un término abstracto. Se trata de SITUARSE.

    ResponderEliminar
  7. Jorge, como situo al Kirchnerismo en relacion a la libertad de expresion?

    La pregunta es genuina. Ulloa, Szpolski, Gvirtz se ven beneficiados por la arbitraria distribución de la publicidad oficial.

    Diarios críticos, no.

    Desde este lugar, como situo al Kirchnerismo?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Creo que hay consensos imposibles. No los puede haber por ej para los que quieren un país de 10 millones de habitantes. Creo por fin que el paradigma del consenso ha servido para que se consensue lo que quiere el poder real. Es una engañapichanga.

    ResponderEliminar
  9. Hola: hay algunos puntos que me parecen mal planteados por quien escribe el post:
    si bien hay varios millones en publicidad oficial para los medios pro gobierno, hay muuuchos más en medios contrarios al gobierno. Clarín y Nación son buenísimos ejemplos; sin ir más lejos, los medios provinciales de las mismas empresas se financian casi exclusivamente gracias a la publicidad oficial.
    No es justo igualar las decisiones del gobierno con lo que piden los diputados oficialistas.
    La caída del diario Crítica demostró que el gobierno estaba acertado en su accionar. No se debe apoyar con dinero del estado una empresa administrada por sinvergüenzas que tenía destino definido de quiebra. Si observan el accionar de su dueño se ahorrarán defender lo indefendible.
    Un abrazo y el blog parece tener buenas intenciones. Solamente faltan rigurosidad e inteligencia.

    ResponderEliminar
  10. Pablo, el Estado no puede ni debe favorecer a unos pocos. El Estado ha de ser ecuánime, siempre.

    Aca no defendemos a Critica. Criticamos el accionar del gobierno, que a cambio de favores (en este caso, hablar bien de ellos), otorga millonarias sumas de dinero en nombre de la publicidad oficial.

    Sugiero dejemos la ingenuidad de lado.

    Abrazo.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0