viernes, 19 de febrero de 2010

Bien ahí


Esta clase de iniciativas de la oposición me gusta. La oposición no debe quedarse únicamente en la denuncia: es imperativo que se muestre proactiva, generando nuevas propuestas, y controlando al oficialismo.

La iniciativa de Gil Lavedra busca controlar un gasto hoy absolutamente discrecional. En el primer semestre de 2009, el Kirchnerismo destinó $ 622 millones de pesos a publicida oficial, asignando el gasto a su propio criterio. Un desatino.

Distribución del ingreso, le dicen. Y muchos en la blogósfera oficialista les creen.

Volviendo unos meses atrás, es increible que no se haya discutido este tema al tratarse la objetable (y por ahora, suspendida) Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

-----------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0