lunes, 15 de febrero de 2010

La voluntad de Caparrós


El viernes pasado, en Crítica, Martín Caparrós propuso que todo funcionario pública deba, por obligación, ser atendido en hospitales públicos, y sus hijos asistir a escuelas públicas.

Dados los casos del bueno de Néstor -y su carótida- y del progresista ministro de Educación Filmus -y el colegio privado de sus hijos-, desde "Nos Vemos" creemos que la propuesta del preiodista de antojadizos bigotes podría implicar una rápida mejora en los sistemas de servicios públicos mencionados.

Claro, mientras se atiendan clínicas privadas del Swiss Medical Group, o manden sus hijos al billingue San Andrés de Olivos, es poco probable que los funcionario públicos se muestren preocupados por el estado de estos (esenciales) servicios públicos.

-----------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0