miércoles, 13 de abril de 2011

Decreto y nuevo cambio de reglas


En Octubre de 2008, el Kirchnerismo impulsó la estatización de los fondos de jubilaciones que estaban en mano de las AFJP, entidades creadas por sanción de ley de Congreso Argentino de mayoría peronista, en la década del 90.

Un año antes, el Kirchnerismo había reinstaurado la posibilidad para cada aportante de volver al sistema de reparto. Pocos lo hicieron: si bien 1.2 millones de personas optaron por Reparto, más de 9 millones elegieron quedarse en las AFJP.

Pero un año más tarde, el Kirchnerismo ignoró la libre elección que habían hecho esos 9 millones de trabajadores, y cargó contra (los fondos de) las AFJP.

Al impulsar la ley 26.425 de estatización final de las AFJP, el Kirchnerismo se vio obligado a ceder como parte de la negociación en el Congreso, y debió limitar al 5% la participación del Estado en el derecho a voto en los directorios de las empresas con participación accionaria del Estado.

Hoy, mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 441/11, Cristina Kirchner dispuso la eliminación expresa del límite del 5% que se describía en el inciso F de la Ley 26.425. El Estado queda habilitado, entonces, a una mayor injerencia en el Directorio de las más de 40 empresas con participación accionaria heredada de las AFJPs.

Si se reconoce que el tope del 5% fue parte de la negociación por la sanción de la ley de estatización, resulta poco procedente derogar tal inciso mediante un decretazo del PEN. Debió recurrirse a una ley, y explicar los fundamentos que llevan al Estado a necesitar aumentar una participación que, antes, había accedido a mantener menor al 5%.

Queda claro que el cuidado de las formas no son es del repertorio Kirchnerista. Las constantes contradicciones de las acciones encaradas por el Kirchnerismo denotan, así, su ávida vocación de poder y control sin importar cómo.

No olvidemos que el enemigo público número 1 del Kirchnerismo (no, no hablamos de la pobreza o la inflación, sino apenas del díscolo y ex socio Grupo Clarín) poseee 9% de sus acciones en mano del Estado. Por ahí pasa la cosa.



Pd. Finalmente habemus registro nuevamente.

7 comentarios:

  1. giles van a perder con el aluvion de votos del La reina Cristina

    ResponderEliminar
  2. No se entiende, si tenés el 9% porqué vas tener menos derecho a voto que tu participación accionaria? Tener el equivalente es lo correcto.
    Me parece que tenés una confusión total, es el Estado que controla el patrimonio de TODOS, eso no es de Clarín.-

    ResponderEliminar
  3. No se me adelante, Anónimo. Esperemos a Octubre. No falta tanto.

    Algún: Cuando impulsó la Ley de estatización, el Kirchnerismo negoció y acordó respetar el tope del 5% que tenían las AFJP. Si acordaron y votaron eso, ¿qué cambió ahora como para justificar el cambio de parecer?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Cambiaron las circunstancias politicas.
    Cabe alguna duda? Lo justo es justo, las acciones no son de las Empresas, son de los accionistas.
    Te acordás cuando la oposición decia que esos fondos los iban a usar en gastos corrientes, porque "el modelo" no daba para más?

    ResponderEliminar
  5. Es maravilloso el uso de las excusas políticas del Kirchnerismo.

    Siguen siendo gobierno, y las 3 elecciones que hubo este año, sacaron buenos resultados (mejores de los que esperaban). Entonces, ahora en Abril 2011, ¿qué cambios políticos impulsan el decreto?

    Sería más honesto decir "el tope se usó para negociar, jamás creímos en el".

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que excusas? Es politica; lisa y llana. Las cosas deben hacerse en la oportunidad correcta y el que lo juzga correcto o no, es el gobierno, no la oposición.
    Por otro lado la oposición tiene mayoría en el Congreso, que lo volteen, si creen que es injusto. Dudo mucho que encuentren algún argumento para mantener el 5%, sería muy evidente que están vendidos.

    ResponderEliminar
  7. Sería mantener la ley que se acordó en la negociación en el Congreso, y que el FPV impulsó y votó.

    El argumento de que "es política, lisa y llana" es tan sólido como decir "porque se me canta".

    Pero no sorprende la intención de justificar todo acto del oficialismo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0