martes, 8 de marzo de 2011

Mezclando peras con remises


Los intelectuales K continúan tratando de explicar lo inexplicable: su oposición a la apertura de la Feria del Libro por parte del Nobel peruano Vargas Llosa, por el mero hecho de tener ideas políticas contrarias a las propias. No hay inhabilitación literaria, como podría esperarse ante objeciones presentadas por su participación en el cultural evento. Toda objeción mencionada hace referencia al sacrilegio de pensar distinto.

Es correcto: Vargas Llosa no comulga con el populismo. Acaso esta afirmación lo inhabilita para inaugurar una feria del *libro*?

Días atrás, el querido Mempo intentó una (futil) defensa de las objeciones.

Hoy en Página 12, es el escritor Vicente Battista quien intenta una nueva defensa de la postura contraria a la invitación del peruano. Pero para ello, Battista incurre en una analogía absolutamente inválida:

"Noches pasadas tuve que ir a un programa de TV para hablar del tema Vargas Llosa. En el viaje de regreso a casa, el remisero me preguntó la razón de tanto escándalo. Le dije que imaginara que en Buenos Aires se está por realizar una convención de remiseros que abarcará la totalidad del país. Vendrán representantes de todas las provincias. Para inaugurar esa convención se ha invitado a un remisero sobresaliente, un peruano que demostró ser uno de los mayores conductores de coches de la última década. Los mecánicos suecos le habían otorgado el Premio Volvo, el máximo galardón al que aspiran todos los choferes de la Tierra. Le sobraban méritos para abrir la convención. “¿Y entonces cuál es el problema?”, quiso saber el remisero. Le dije que ese excepcional volante suele hablar pestes de los remiseros argentinos. Dice que se merecen los accidentes que sufren, que podrían tener mejores coches pero que no se preocupan por tenerlos. Dice que no entiende cómo un país con tan buenas rutas tenga tan pésimos y mediocres conductores. Hice un corto silencio y pregunté: “¿Le parece que es el hombre indicado para abrir la convención?”.

Estimado vicente, Vargas Llosa no habla pestes de los escritores argentinos. Por es es inválida tu analogía de la convención de remiseros.
En todo caso, Vargas Llosa habla mal del populismo, de ciertas ideas políticas que, en este momento, abundan en el gobierno argentino.

Nada más.

Ese es su crimen. No comulgar con las ideas políticas del Kirchnerismo.

Desde el Oficialismo suele criticarse con vehemencia el supuesto discurso hegemónico de algunos medios. Pero por momentos, parecen anhelar esa misma falta de pluralidad.

----------------------------------

17 comentarios:

  1. Ese ejemplo, lo podemos tomar para decir que es lo que piensan los K de los argentinos.
    Creen que somo muuuuyy boludos.
    Llamar escritor a este chabón, (un exceso)

    ResponderEliminar
  2. hola muy buena la nota....te espero en crispa2.blogspot.com, dejam tu opinión y seguime si te gusta

    ResponderEliminar
  3. Te invito a leer este articulo. Ver por favor la fecha de publicacion. Despues contame si este señor merece ser invitado a este país en calidad de cualquier cosa, mas alla de sus "disidencias" con el gobierno de turno.

    No faltara quien acote: "Los K, siempre manoseando todo: vean cómo compraron la opinión de Saer hace casi 16 años previendo la venida de Vargas Llosa".

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/VARGAS_LLOSA/_MARIO/LATINOAMERICA/ARGENTINA/DESAPARECIDOS_Y_DICTADURA_MILITAR_/1976-1982/alla/error/elpepiopi/19950606elpepiopi_10/Tes

    Salú.

    ResponderEliminar
  4. Frente,

    Leí la nota. Y por más cuestionable que te pueda parecer su opinión, el pensamiento políco de Vargas Llosa em nada inhabilita su presencia en la Feria del Libro. Digo esto aún cuando pueda parecerte aberrante su opinión política.

    Sinceramente, no entiendo la tesitura de los sectores oficialistas por catalogar todo en función de sus propias simpatías. El argumento binario, llevado al extremo.

    En efecto, parecería que para el Oficialismo, solamente pueden ser invitados escritores que tuvieran afinidad con su mismo pensar político.

    Francamente reprochable.

    Leo y escucho constants críticas hacia el discurso hemegónico del "dispositivo mediático", pero con embates como el actual, parecen anhelar eso mismo esa misma falta de pluralidad. Lo que les molesta, parecería, no es tanto lo hegemónico del discurso, sino que el discurso sea ajeno.

    "No comparto lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No la inhabilita, es cierto. Por eso viene, y dará su charla, esperemos que literaria, porque no veo cuanto tiene que ver su opinion política con la Feria del LIBRO. Y sí, me parece aberrante, como también la liviandad con la que algunos críticos del modelo sobrevuelan este y otros tantos temas. Reprochable sería que no pudiera venir, que se lo censurara... Pero no es así, verdad? Reprochable es su opinión, para cualquier amante ideologico o defensor acerrimo (como creo que es Ud) de la "Liberté, égalité, fraternité"... pero parece que el discruso K es lo único reprochable por estos lares.

    ResponderEliminar
  6. Sí, sería absolutamente reprochable que no pudiera venir. Pero... debemos congratularnos acaso por eso?

    Está baja la vara, sin dudas.

    Personalmente, me resulta objetable que funcionarios públicos soliciten a las autoridades de la Feria del Libro "revisar" la conveniencia de que el último nobel latinoamericano inaugurara el encuentro cultural.

    Tanto jode el que piensa distinto?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. El peor argumento que escuché, fue el de la vieja lesbiana de José Pablo Feimann, diciendo que Vargas Llosa venía a infundir sus pensamientos de derecha, como si fueran malignos.

    Como contraposición, el mejor argumento que escuché a favor de Vargas, provino de una luminaria de la izquierda argentina. Martín Caparrós estuvo impecable en la defensa del nobel peruano.

    ResponderEliminar
  8. Vargas Llosa tiene derecho a venir e inaugurar la Feria del Libro.

    De la misma forma, otros tenemos derecho a pensar que es una cagada que los organizadores de la Feria lo hayan elegido a él.

    También tenemos derecho a decirlo.

    Las críticas de este tipo no son sólo al Kirchnerismo ni al Populismo, claramente lo son hacia la sociedad argentina.

    AD

    ResponderEliminar
  9. Lo que jode no es "el que piensa distinto" como le gusta decir a Ud., sino en este caso particular que quien es convocado en reconocimiento a su brillantez literaria no solo critica sino tambien provoca a la sociedad argentina toda, como bien dice AD. Y estaría bueno que en medio de tanto pedido de pluralidad supuestamente inexistente, de vez en cuando recordemos que todos formamos parte de la sociedad argentina, sin importar en que vereda politica estamos parados. Pero esa lectura no se hace, es mas facil decir que a los Kirchneristas les molestan quienes piensan distinto. Si el tipo viene a decir que somos todos una manga de ignorantes que nos merecemos "lo que nos pasa", con la autoridad que su premio nobel de literatura le otorga, no importa. Lo que importa es que Horacio Gonzalez se pronuncio en contra de esta visita. Y resulta que TAMBIEN Horacio Gonzalez tiene derecho a decir lo que quiera,a pesar de su condicion de funcionario. Porque la pluralidad incluye a unos y otros, sean premios nobel, funcionarios o lectores anonimos de un blog disidente.

    Salú.

    ResponderEliminar
  10. Entonces ¿lo que jode es la crítica y la supuesta provocación a todo el pueblo argentino? ¿Jode que hable mal del populismo? O, en extremo, ¿jode que hable mal de nuestro país?

    Aún así, ¿qué problema hay? Digo, es la opinión de Vargas Llosa. No es la opinión de los lectores AD y Frente para Mi. Siquiera es la mía. Es apenas la opinión de Vargas Llosa, nada más. Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Cuál es el revuelo?

    Por supuesto que el ciudadano Horacio Gonzalez puede opinar abiertamente de lo que quiera.

    Pero lo grave del pedido de "reconsideración" de Horacio Gonzalez es, a no dudarlo, su condición de funcionario. El pie del texto de su carta, Gonzalez firma como Director de la Bilbioteca Nacional, no como un ciudadano común, vecino de Ciudad Evita o de San Isidro.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No soy oficialista y, sin embargo, me jode que abra la Feria. Me parecen repulsivos sus argumentos en contra de los gobiernos de la última década en América latina.
    No suma que esta persona venga a darnos cátedra sobre DDHH, política interna y externa, tildando de corrupto a un pueblo entero.
    Además ya se sabe que no viene sólo por esto, sino que antes de abrir la Feria participará junto al Jefe de Gobierno de CABA de un meeting político. Entonces... ¿es que viene a abrir como literato o como político?

    Y para Relato del presente: ¿Martín Caparrós exponente de la izquierda? ¿Luminaria?
    Creo que más bien sos un relato del pasado, te quedaste en el tiempo en que Martín escribía con Anguita "La Voluntad". Dejémonos de joder.

    En este post, banco la posición de Frente para mi, lúcida y sincera, que es lo que importa al fin y al cabo, en todo momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Sebastián, ¿te jode que el último nobel de literatura, que encima es latinoamericano, inaugure la Feria del Libro porque emplea argumentos "repulsivos" para refereirse a algunos gobiernos de América Latina?

    En tu lógica, ¿sólo "sumarían" escritores que, en la arena política, sean afines al populismo?

    La opinión de Vargas Llosa, porque eso parecería ser lo que se juzga, es apenas eso. Su opinión.

    Juro que estoy sorprendido... y preocupado.

    ResponderEliminar
  13. Sí, me jode, porque no viene a hablar de "Pantaleón y las visitadoras" (excelente pieza de literatura, la recomiendo), sino que viene a dar un discurso de cómo deberían hacerse las cosas por estos lares.
    Entiendo que te sorprenda, históricamente los militantes radicales siempre pararon la oreja frente a personajes que desarrollaron este tipo de ideas.
    Yo no quiero que la Feria la abra Ricky Forster tampoco, como se desprende de tu devolución. Sólo pido que se respete a un pueblo que fue basureado por los comentarios asquerosos de Vargas Llosa.
    Yo, particularmente, como argentino, me siento ofendido por sus dichos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Sebastián, voy a ignorar la chicana a la que apelaste. Por muchas de tus intervenciones aquí, sé que estás para más que eso. Punto, y aparte.

    Vargas Llosa, además del último premio Nobel de Literatura, es también una persona libre. Y como tal, podrá decidir por sí sólo acerca del contenido de su discurso. No creo compartas la grosera noción de limitar su discurso... Además, su discurso aún no fue pronunciado.

    La mejor forma de responder a esos comentarios que no han sido de tu agrado, es callar y demostrarle con altura la libertad imperante en estos lares, la pluralidad, y el respeto a la libertad de expresión a quien piensa diferente.

    Pero las futiles justificaciones que a lo largo de esta semana hemos leído acerca de la "inconveniencia" de invitar a un escritor que piensa distinto, lo único que logran es confirmar la naturaleza de sus dichos. Vaya ironía...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Estimado Disidente: Ud y los comentaristas son personas amables que defienden amable e ingenuamente la libertad de expresión tanto de unos como de otros, pero lo que va a pasar es que Don Mario va a venir , va a hablar, dirá lo que se le antoje, y mientras tanto grupos preparados entrarán a abuchearlo, romper sillas, golpear a los espectadores y cantar el Himno a los gritos, o sea, boicotearán todo..mientras tanto la Policía estará jugando con el celular y la custodia privada desaparecerá por zona liberada....pregunto que harán los comentaristas si llegan a estar allí en ese momento, yo les recomiendo irse al bar más cercano y darle al Blackberry y Twittter contando todo a todos...
    y/o les sacan fotos a los muchachos quilomberos y los mandan por mail....
    Atte/

    ResponderEliminar
  16. Jorge, he leido comentarios anteriores suyos en este blog, y como le gusta decir a Disidente, sé que Ud. está para mucho más que este comentario. De todas maneras, como comentarista me permito decirle en principio que no asistiré a la feria, porque elijo no hacerlo. Y no es por temor a que irrumpan los muchachos, no. Ud. sabe... es más bien una cuestión de principios. Y segundo, no faltarán allí quienes desde la primera fila escuchen al erudito y nos cuenten qué dice, e incluso los desmanes que Ud. vaticina, incluyendo fotos y todo. Compre Clarín o Nación al día siguiente y no hará falta que nadie le twitee nada. Ya sabemos quienes son los que en este país nos cuentan la pura verdad.

    Salú.

    ResponderEliminar
  17. Ya pasó, y todo lo que ya pasó puede volver a pasar...por eso hay que cuidar que no pase lo que no debe pasar...más naides se sienta ofendido pues a ninguno incomodo,... primero pidan perdón por los desmanes del año pasado y luego oféndanse nomás, ...cuando podamos escribir como Don Mario podremos competir con él literariamente y pedir hablar en vez de él, por ahora sugiero lo escuchemos y si no nos gusta, luego lo criticaremos publicamente y con firma... puede mandarme todos los diarios que quiera, everybody lies (Dr House)....including me...
    Atte/

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0