viernes, 5 de marzo de 2010

Amanece. Y es algo más que nada.


En lo pugilístico, el fin del verano estuvo a la altura del inicio del ciclo estival.

La nueva ofensiva oficialista, insisitendo con DNUs para la deuda, fue replicada con el rechazo del pliego de Del Pont y por el manejo de las comisiones en el Senado por parte de la oposición.
Ana C., en Finanzas Públicas, señala muy atinadamente la paradoja del oficialismo: reclama ahora "respeto", pero tras el 28J se limitó a imponer sus leyes en el parlamento, y aprovechando su mayoría, reduciendo al mínimo el debate.

Se gestó así, pues, este presente de cara de perros. Palo oficial, revancha opositora. La gresca se fue armando durante meses, para explotar en el período enero-marzo.

De nada sirve proseguir así. Pero soy optmista.

Un nuevo día se está gestando, al menos en parte de la tropa de ambos bandos.

Es hora de cambiar la forma de relacionarse de ambos bandos. Y creo que hay buenos indicios de que, desde ambos lados (unos y otros), están buscando eso mismo.

En la oposición, quien no parece haber moderado su discurso es Carrió y la CC. Su actitud es vista, en la blogósfera oficialista, como parte de un "plan Honduras". Pero en el resto de los referentes de la oposición, parece reinar un clima moderado y abierto al diálogo.

Mi única preocupación es el bueno de Néstor. No lo veo muy adepto al diálogo y a la negociación. ¿Será el bueno de Néstor, la terca analogía de Carrió?

Esperemos que no.

---------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0