miércoles, 17 de junio de 2009

El sano ejercicio del debate


Me encuentro mirando el debate en TN con los principales 4 candidatos de la Ciudad de Buenos Aires. Más allá de las simpatías propias, no puedo dejar de reivindicar el sano ejercicio del debate entre candidatos.

Ojalá Néstor se animara a debatir, aunque embebido como está de las prácticas de la vieja política, seguramente evada el debate. Los ciudadanos de la Provincia, a diferencia de sus vecinos de la Ciudad, no podrán escuchar el intercambio de ideas entre los principales candidatos: es Néstor quien les niega esa posibilidad.

Una pena. De cara a la ciudadanía, debatir es casi una obligación moral. Pero eso nunca preocupó demasiado al Kirchnerismo.

8 comentarios:

  1. ¿para qué querés verlo? es obvio que no lo vas a votar. Kirchner fue presidente durante más de 4 años, todos sabemos quién es y podemos pensar parecido o diferente, pero no hace falta meterlo en ese show de tn en el que se supone que uno elige al candidato que le gusta como en un supermercado.."oh, que bonita propuesta!" Por favor, el destino nacional es un asunto serio para necesitar esa pantomima llena de asesores, con mensajes de minuto y medio y publicidades costosísimas en cada corte. ¿esto último no es un poco ofensivo para un ciudadano?

    ResponderEliminar
  2. Con la tremenda paliza que Pino Solanas dio a Michetti y Heller , es poco , muy poco probable que Néstor kirchner se atreva a debatir en público , todos sabemos que el Arregla con billetes

    ResponderEliminar
  3. Anonimo 20:35, el debate es un sano ejercicio, practicado por todos los serios candidatos en todo el mundo, aun cuando candidatos con gestión pasada (como sería el caso de Nestor).
    Aun con los avisos, y mensajes cortos, es mas ofensivo negarse al debate.
    Los ciudadanos de Provincia son, bajo estos terminos, ciudadanos de segunda: no tienen acceso a ver un debate de sus candidatos.

    ResponderEliminar
  4. Disidente: yo estoy de acuerdo con que "el debate", hablando genéricamente, es bueno; pero lo que pregunto es: ¿es necesario o importante ver algo tan "televisivo", algo más parecido a un programa de preguntas y respuestas que a una defensa de ideas,donde se busca el golpe de efecto más que el desarrollo del pensamiento? ¿en que nos estamos convirtiendo? pero el problema es el formato...¿qué puede decir un tipo acerca del "modelo de país" en dos minutos y con ese timbre espantoso amenazando con sonar? y además uno puede comparar y conocer sus ideas sin necesidad de verlos haciendo eso que todos sabemos que es un simulacro, pura forma sin fondo. Antes de decir lo último te aclaro que no soy k ni nada parecido, pero creo que siendo que estamos en democracia, cualquier persona, sea o no candidato, puede elegir ir o no a cualquier programa o a cualquier lado. ¿Desde cuando la televisión reemplazó al pueblo? los ciudadanos no serán de segunda porque podrán elegir, aún si no se hace ese tan ansiado show. ¡seamos mejores que ellos, no peores!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo 8:33 (dicho sea de paso, debe estar mal la hora!): el debate televiso es probablemente la forma más eficaz de llevar a la mayor parte de la ciudadanía el mensaje de los candidatos. Es la confrontación de sus ideas, la exposición pública, la defensa de sus ideales.
    Concedo, el formato probablemente no sea el ideal. Pero no hay otro mejor. Si no hay debate televisivo, entonces lamentablemente los ciudadanos no podrán escuchar a todos los candidatos, juntos, intercambiando opiniones. Preferís radio? Fenómeno, que sea un debate radial. No importa el medio, sino el hecho en sí: la reunión de los candidatos para un debate.
    Anónimo, jamás la TV reemplazará al pueblo (!). Ni cerca.
    Lo que creo necesario, imperartivo, es que los candidatos expongan en público sus ideas, confrontando con los otros candidatos.
    De lo que se trata, Anónimo, es que los ciudadanos conozcan a quienes van a ser sus representantes.
    Y en estas elecciones, esta obviedad es aún más difícil, habida cuenta de aquellos postulantes testimoniales, que siquiera pueden garantizar su asunción.
    E insisto: yo, que voto en la provincia, me siento un ciudadano de segunda. Mis candidatos no se prestan a un debate... y no lo considero aceptable. Menos aún por las causas (por que, no seamos hipócritas, las razones por las cuales Néstor no se presenta es la misma por la cual no se presentaron Menem, Macri, y todo ser político argentino hasta la fecha).

    ResponderEliminar
  6. disidente, vos no sos el dueño de los candidatos, no son "tus candidatos". Si vos te candidateás y querés ir y te invitan,vas. Y el que no quiere no va. Si te sentis un ciudadano de segunda, votás a otro, es fácil;eso si, ganando o perdiendo debes ser tolerante.
    "De lo que se trata es de que los ciudadanos conozcan a quienes van a ser sus representantes",decís. Me imagino a alguien viendo a kirchner en el debate y preguntándole al de al lado:¿che quien es el bizco que está al lado de stolbizer? no jodamos

    ResponderEliminar
  7. ¿?
    Cuando dije que era para que los ciudadanos conozcan a sus candidatos, me refería claro está a conocer sus ideas, convicciones, ideales.
    ¿Es en serio tu comentario?

    ResponderEliminar
  8. Es cierto que el debate televisivo no es la panacea de todos los males ni mucho menos, pero creo que como público votante estaríamos mejor servidos si el debate existiera.
    El ejercicio del debate en público es un buen ejercicio para ver sus reacciones y también evaluar la consistencia de algunos de los slogans de campaña.
    A mi también me gustaría.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0