lunes, 8 de junio de 2009

Operación en serio


Elecciones legislativas de 2005, durante el primer mandato de Néstor. En la ciudad de Buenos Aires, Enrique Olivera lideraba la boleta del ARI, y parecía bien perfilado para ganar.

Pero 48 horas antes del inicio de las elecciones, la agencia oficial TELAM publicó que una denuncia había sido radicada en la Oficina Anticorrupción por supuestas cuentas que Olivera tenía en el exterior.

La acusación era falsa. Dos semanas más tarde, HSBC confirmó que Olivera no tenía cuentas en Nueva York.

Y en Agosto 2007, Daniel Bravo (cuyo padre seguramente hubiera sentido verguenza por lo que hizo) presentó una retractación, reconociendo que la denuncia era absolutamente falsa.

Su confesión llegó demasiado tarde. El perjuicio ya estaba hecho.

Pd. Bravo era un dirigente cercano a Alberto Fernandez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0