lunes, 20 de septiembre de 2010

Los riesgos de Apablaza


La Corte Suprema de Justicia, cuya nueva composición es considerada por algunos como el mejor legado del Kirchnerismo, ha dejado en manos del Poder Ejecutivo la llave para definir la extradición de Sergio Galvarino "Comandante Salvador" Apablaza Guerra.

Al sostener que los crímenes de los que se lo acusa "son ajenos a la tradicional noción de delito político", la Corte autorizó su extradición. Ahora es el Poder Ejecutivo el que debe resolver a favor de la misma, o otorgarle asilo político y negar su extradición a Chile.

En nuestro país, diversas agrupaciones solicitan que se le reconozca status de refugiado político, dado que "luchó por su país". En esta particular visión, su lucha consistió en ordenar el asesinato de un senador electo en democracia: "Conocido como comandante Salvador, Sergio Apablaza Guerra llegó al país huyendo de la Justicia chilena en principios de 2003 acusado ser el autor intelectual del asesinato en 1991 de ex senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Jaime Guzmán Errázuriz, considerado "el heredero" de Augusto Pinochet; y el secuestro de Christina Edwards del Río, una empresaria vinculada al popular diario El Mercurio", según leemos aquí.

En Chile en 1991 ya regía el gobierno democrático de Patricio Aylwin, aunque Augusto Pinochet era aún el mandamás del Ejercito. El asesinado senador Guzmán, cuya foto ilustra el post, había sido elegido por el voto popular en 1990. Fue asesinado el 1º de abril del año siguiente, por el Frente Patriotico Manuel Rodriguez (FPMR), en lo que fue el primer asesinato de un senador en la historia democrática de Chile. Los autores intelectuales señalados fueron Apablaza, Mauricio Hernández Norambuena y Juan Gutiérrez Fischmann.

El único condenado por el momento es Hernández, quien cumple condena de 30 años en prisión. Fischmann huyó a Cuba, país que se niega a extraditarlo. Y Apablaza vive en Argentina, a la espera de una definición de la administración Kirchner.

Es justamente la llegada al gobierno del bueno de Néstor que Apablaza decide quedarse en nuestro país. La explicación la realiza el mismo, en sus palabras, de la siguiente manera: "Decidí establecerme definitivamente con la llegada del gobierno del presidente Kirchner (...) Vi la reivindicación que hizo este gobierno a la memoria de las víctimas de la dictadura y la actitud digna respecto de los derechos humanos. Entonces yo decidí quedarme en la Argentina en los primeros meses del 2003 (...) Aunque estuve poco tiempo se generaron lazos que me hacen sentir parte de este país".

Es ahora el Poder Ejecutivo quien deberá resolver. Se espera que el Ministro de Interior Randazzo convoque a la Comisión Nacional para Refugiados (CONARE).

El presidente de la UCR, Ernesto Sanz, ha pedido la inmediata extradición del acusado. "Apablaza cometió un delito común en Chile, lo reconoció la justicia de ese país. Lo quiere juzgar por un delito común que no tiene nada que ver con la política", sostuvo.


En los próximos días veremos que resuelve Cristina Kirchner en la Casa Rosada, lugar donde trabaja, casualmente, la esposa del acusado Apablaza, la periodista Paula Chaín.

Considerando la gravedad de los delitos cometidos (asesinato y secuestro extorsivo), y el contexto democrático en que se cometieron, desde aquí esperamos una favorable resolución del Poder Ejecutivo en favor de la extradición. Deberá ser la Justicia Chilena quien juzgue al acusado. El riesgo de decidir lo contrario es muy grave, tanto institucionalmente como en términos de relaciones internacionales con el hermano publo Chileno.

------------------

11 comentarios:

  1. Yo espero lo mismo.
    No puedo por menos q comparar a este sujeto con los etarras que han matado a diputados y otros políticos durante la democracia.

    Hay un aspecto grave: si no se concede la extradición se está diciendo casi... que en Chile esta persona no tendría un juicio democrático y con todas las garantías. Eso diplomáticamente sería una bomba de relojería bilateral.

    En fin. Veremos a estos dos iluminados K y su horda de "luchadores por el pueblo" qué cosita se les ocurre. Miedito me dan.

    ¡Saluditos! :-)

    ResponderEliminar
  2. Gallega, entiendo y comparto tu comparación.
    Un asesinato y un secuestro extorsivo no pueden ni deben ser camuflados como delitos políticos.

    Y ha de ser la Justicia Chilena quien resuelva.

    ResponderEliminar
  3. No se si corresponde o no la extradición de esta persona. Recien me desayuné de su existencia la semana pasada, como casi todo el mundo.

    Pero la cosa es más compleja de lo que parece. Por lo pronto, Piñera, la máxima autoridad chilena afirmó muy suelto de cuerpo que Apablaza "cometió" el crimen. ¿No lo piden para juzgarlo? ¿Y la presunción de inocencia? Si a mi me tuvieran que juzgar y la máxima autoridad del país directamente me decreta culpable me daría un poco de miedito.

    Además, de concederse el asilo a Apablaza, no se estaría inventando nada nuevo ni sentando ningún precedente.
    La misma Suiza concedió asilo a una persona acusada de matar a un carabinero en el 91: http://www.cooperativa.cl/prontus_nots/site/artic/20070601/pags/20070601132736.html
    Y está considerando concederle asilo a una nena mapuche:http://www.azkintuwe.org/feb11_01.htm

    No sólo en Argentina hay quienes consideran que el gobierno chileno no brinda todas las garantías de un estado de derecho.

    ResponderEliminar
  4. Javier, es interesante el caso que mencionás. Sin dudas que cada caso debe analizarse en forma individual. Por lo pronto, y leyendo rápidamente lo que enviaste, coincido con Bachelet: es difícil de explicar el asilo brindado por Suiza. Y atención que el sesgo político de Bachelet difiere enormemente del de Piñera.

    Si nuestro país decidiera otorgarle asilo a Apablaza, me gustaría conocer los argumentos por los cuales nuestras autoridades consideran que en Chile no hay garantías de un juicio justo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente van a decidir que Apablaza sea un refugiado, por dos razones; la primera y principal es que deben colegir que el reclamo es parte de una conspiración oligarquica que tiene como integrante la Corte, su mas nuevo enemigo, o sea todo es bueno para llevar la contra.
    La segunda es que prefieren elegir, un nuevo gesto de pseudo progresismo para consumo interno, eso les garantiza cero críticismo por parte de ciertos ectores de la progresía local (bué ...) antes que privilegir una relación externa importante como Chile, a despecho de la posición de NCK como secretario de la UNASUR.
    Espero equivocarme.

    ResponderEliminar
  6. Disidente, sin estar en el tema supongo que los suizos se basan en el hecho de que de ser extraditadas estas personas son pasibles de ser juzgadas con una ley antiterrorista heredada del pinochetismo y que permite incluso que se formen tribunales militares. No conozco el caso de los guerrilleros, pero si es conocido el caso de varios mapuches que cumplen condenas de prisión por ocupaciones de tierras y disturbios que no pasan de riñas callejeras.
    De todas formas es cierto que para los suizos es más fácil... chile está en la otra punta del mundo. Si el gobierno argentino decidiera no conceder la extradición implica reconocer que en un país vecino no existe estado de derecho pleno... es una decisión muy compleja.

    ResponderEliminar
  7. No se entiende la frase "Es justamente la llegada al gobierno del bueno de Néstor que Apablaza decide quedarse en nuestro país". Desde cuándo vive aquí, desde 2003? Sabemos que no, pero lo ocultás, que ocultar es en este caso no mencionar ese pequeño detalle.
    El caso suizo es interesante, no es así? Y entonces: si es cierto que cada caso debe analizarse individualmente, por qué no se lo hace aquí con mayor fundamento; qué pasa con la justicia chilena; qué sucede por ejemplo con los mapuches acusados de subversión. Y en cuanto a Sanz, no es más que un típico comentario de un integrante del grupo Ahhh, a nadie le interesa qué es lo que dice. habría que preguntarle al milico Aguad

    ResponderEliminar
  8. Jorge, a la frase que citás le falta un "con". Debiera ser: "Es justamente CON la llegada del bueno de Néstor que Apablaza decide quedarse en nuestro pais".

    No me cae bien lo que parece ser alguna tímida acusación acerca de ocultar detalles. Pero rechazo categóricamente la acusación: Apablaza explica, en sus propias palabras, que decidió establecerse definitivamente en Argentina con la llega de Kirchner al poder. Está citada la fuente.

    Por otro lado, acá tenemos una COrte Suprema (cuya renovación en su composición impuslo esta misma administración) que sostiene que Apablaza es acusado de delitos no-políticos.

    Lo razonable, pues, es que la Justicia Chilena resuelva este de asesinato en democracia y secuestro extorsivo.

    Pd. Hay ciudadanos argentinos a los que le interesa lo que Sanz tiene para decir, Jorge....

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. OK, pero desde cuándo vive Apabalza en Argentina?
    Sanz sólo opina así porque está convencido de que el gobierno no lo va a extraditar. Si fuera lo contrario, opinaría otra cosa. Se pueden decir muchas cosas del gobierno, pero esta oposición es más que lamentable.

    ResponderEliminar
  10. Es irrelevante la fecha de arribo de Apablaza a nuestro país. El mismo sostiene, en la citada entrevista, que fue la llegada del Kirchnerismo lo que lo decidió a establecerse aquí.

    Puedo coincidir contigo, y sostener que la Oposición presenta falencias. Pero lo que jamás voy a decir es que lo que piensa el presidente del segundo partido más importante del país "no le interesa a nadie".

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La mujer de Apablaza, argentina, trabaja en Casa Rosada desde 2004.

    Hoy escuche a Enríquez-Ominami en el programa de Maria O´Donnell y dijo:
    - Que es inexcusable que Apablaza no sea juzgado en Chile, cuando que cometió un crimen en una época de vigencia de la democracia.
    - Que, aún cuando el sistema judicial chileno es imperfecto, no se puede atribuirle al mismo esta manejado por el pinochetismo.
    -Que este y a otros atentados cometidos en el período 90-95 por estos muchachos, dieron pie a que se galvanizara la adhesión a la derecha, haciendo aún mas lenta la transición chilena.

    No lo van a mandar.

    PD: el defensor de Apablaza es Yanzón, querellante en causas de derechos humanos aqui en Argentina contra militares.

    Los que acá se rasgan las vestiduras, no vacilan en defender asesinos, si son propios.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0