lunes, 15 de agosto de 2011

Paliza. Y fin.



I watched a snail crawl along the edge of a straight razor. That's my dream; that's my nightmare. Crawling, slithering, along the edge of a straight razor... and surviving.

Colonel Walter E. Kutz.



Con irrefutable convicción y decisión se expresó la ciudadanía. Uno de cada dos argentinos optó por expresar su apoyo a Cristina Kirchner, estirando a casi 40 puntos la diferencia con los segundos (Alfonsín y Duhalde, en virtual empate técnico).

Confesamos aquí y ahora nuestra sorpresa, nuestro estupor, al comenzar a ver anoche los iniciales resultados oficiales. Sucede que habíamos sido fiscales en nuestro distrito, y los resultados de nuestra mesa (*) terminaron siendo análogos a la mesa de Necochea de Rodriguez Saa en 2007: carentes de todo vestigio de representitividad.

¿Qué decir sobre semejante paliza que se nos propinó? No mucho, realmente. Las urnas hablaron claro y directo. Esto (sin asco) es lo que queremos. Y esto (sin asco) es lo que tendremos.

Llegará tal vez el momento en que las formas importen. Pero en el interín, deberemos aprender a jugar con las reglas que actualmente marcan la cancha. Hoy pareciera ser más importante el “qué”, independientemente del “cómo”.

Y tal vez sea ésa nuestra pesadilla.

--------------------------

(*) Mesa 190, de la Escuela Número 9 de Martinez:
Cristina Kirchner: 22.3%
Eduardo Duhalde: 18.4%
Ricardo Alfonsín: 16.7%
Rodriguez Saa: 11%
Elisa Carrió: 9.9%
Hermes Binner: 9%
Otros (nulos, blanco, etc): 12.7%
Votó el 80.6% del padrón.


3 comentarios:

  1. Disculpame, hermano, pero ya es un poco tarde para darte cuenta que lo que siempre importó fue solamente el qué. Que el cómo es importante en cuanto afecta a otros o a futuros qués, pero que por sí mismo importa un pito.

    La mitad de la gente lo entendió así - y en mi opinión lo entendió bien - y ahora es tarde para cambiar de discurso. Ahora no pueden salir como locos a decir que aspiran a un gobierno que haga determinadas cosas, bien precisas, bien distintas de las que hace el gobierno, y que la forma no es tan importante. Porque se les va a recordar que formaron alianzas sin ninguna coherencia sólo por oposición a las formas del gobierno. Ya es un poco tarde.

    Yo que ustedes intento el milagro siguiendo con el mismo discurso, porque cambiarlo ahora haría saltar por el aire la mayor parte de las alianzas (y eso que no sé a qué partido apoyás).

    Saludos,
    Marcelo, el gaucho

    ResponderEliminar
  2. No me queda claro tu último párrafo Disidente. ¿Estás haciendo una división entre objetivo final y manera de hacer politicas publicas? ¿Crees que hay personas que dividen tajantamente esos 2 aspectos al votar? ¿Vos votaste guiandote por las formas?

    También pregunto para Marcelo: según vos se formaron alianzas en base a oposición a las formas? Cómo es/fue esto?
    No estoy entendiendo la división que hacen entre "formas" y "objetivos".

    Gracias y saludos.

    Nicolás


    Llegará tal vez el momento en que las formas importen. Pero en el interín, deberemos aprender a jugar con las reglas que actualmente marcan la cancha. Hoy pareciera ser más importante el “qué”, independientemente del “cómo”.

    ResponderEliminar
  3. Sí, estoy haciendo hincapié en las formas, Nicolás. Pero en el análisis conjunto con sus objetivos.

    No es posible disociar ambas esferas, en cuanto los objetivos pueden termniar deslegitimados por las indebidas formas empleadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0