viernes, 19 de noviembre de 2010

Un endorsement con clamor ¿afónico?


En determinadas ocasiones, algunos lectores cercanos al oficialismo nos objetan nuestra postura "exclusivamente" crítica. Pero el lector avesado y leal de este humilde espacio sabe que también realizamos apoyos explícitos por lo que nosotros consideramos alternativas viables (*).

Por ejemplo, ya en Agosto de 2009 definimos en forma genérica nuestra inclinación para 2011 por una alternativa no-peronista.

E incluso en términos de candidatos, hemos expresado nuestro favoritismo, aunque en nuestra encuesta el candidato en cuestión cosechó solamente el 7% de los votos.

Sucede que radica allí justamente el principal obstáculo a la postulación del senador Ernesto Sanz: su nombre no está instalado. Incluso a pesar de ser el actual presidente de las UCR, Sanz es desconocido por gran parte del electorado. Es por ello que no figura en casi ninguna encuesta de posibles escenarios del 2011.

La situación de la UCR es significativamente peculiar: de obtener el 2.3% de los votos en el 2003 (fórmula Moreau-Losada), momento en el cual varios analistas decretarno la muerte del centenario partido, actualmente cuenta con al menos 2 precandidatos de peso para las elecciones del 2011 (Cobos y Alfonsín, hijo).

La duda es si surge o no un tercero en cuestión. Hasta ahora, Sanz no se había manifestado abiertamente sobre el tema. Pero El Cronista coloca en tapa sus nuevos dichos al respecto: "No estoy para decirles que no a todos los que reclaman mi candidatura". Nunca antes se había expresa tan explícita y directamente sobre su precandidatura.

Como sea, Sanz ha dejado abierta la puerta para una eventual postulación. Resta saber si es factible la realización de un operativo clamor que lo coloque en posición de competir contra el o la candidata oficialista el año próximo.

Vaya desde aquí nuestro pequeño apoyo, nuestro grano de arena.



(*) Aquellos curiosos, pueden también recorrer nuestros votos históricos, desde 1995 a la fecha, aquí.

--------------------------------

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Visto y oído: la economía del 2011


Asistimos ayer a una conferencia sobre planeamiento estratégico y financiero. Atento al foco de este humilde espacio, nos centraremos únicamente en las exposiciones económicos (curiosamente, de una consultora cercana a un ex ministro de la actual gestión).

Obligados a un resumen, diríamos que al menos para el 2011, "no hay bombas de tiempo":

- Nuestro vecindario (Brasil, Chile, México y Perú) está de moda.
- El Real de Brasil está apreciado, por lo que Argentina posee un determinado colchón de competividad. También es verdad, empero, que esta competitividad se corroe con la inflación.
- A pesar del esperado incremento del gasto (el Kirchnerismo incrementa fuertemente el gasto en el primer semestre de cada año electoral), las cuentas para 2011 "dan bien" (se apela al financiamiento del BCRA).
- El crecimiento del 7.5% en 2010 decae a poco más de la mitad en 2011. Pero se sigue en la senda del crecimiento.
- La inversión, estancada, y el consumo, en crecimiento, generan presión alcista sobre la inflación (que se estima cercana al 25%-30% en 2011).

En conclusión, un 2011 con crecimiento moderado, pero con algunos signos que merecen la atención. La bomba no estallará en 2011, pero bueno sería ir desactivando algunos de sus componente de cara al próximo gobierno (sea del color político que sea).

Un expositor político de la conferencia sostuvo, empero, que la bomba de tiempo que sí amenaza a la sociedad argentina es la "social". Esto es: amén de las innegables mejoras que se observan desde 2001, el déficit social es aún alarmante. Y con la instalación definitiva de la inflación, algunas buenas medidas del Kirchnerismo pierden efectividad a ritmo acelerado.

Según este mismo expositor, la mayor señal de alerta (en términos económicos) es la creencia de que la inflación afecta mayoritariamente a las clases medias y altas. Amado, teléfono. Pero no atiendas si estás arriba de la Harley...

Por último, una nota de color: en el panel expositor reinó la idea de que Cristina no será candidata el año próximo. Nuestros lectores oficialistas no creen lo mismo.

---------------------------

martes, 2 de noviembre de 2010

Alineación y balanceo, pero sin especulación


El gobierno se reacomoda tras los sucesos de la semana pasada. Y en ese reacomodamiento, algunos sectores ganan y otros pierden, como siempre suele suceder ante todo proceso de re-alineación.

Tenemos por un lado al Canciller, quien fuera el primero en hablar de Cristina candidata para 2011, si bien luego Aníbal "Te Bloqueo En Twitter" Fernandez salió apurado a decir que "no era momento de hablar de candidaturas".


No quedan dudas que es ése el tema de fondo: quién representará por primera vez al Kirchnerismo sin el propio Kirchner presente. Los lectores del blog, poca duda parecen tener hasta el momento, y se inclinan mayoritariamente por Cristina como candidata natural (con el 53% de los votos, so far). Pero aún mucho se especula con otros nombres.


Justamente, en torno a la figura del actual lider de la CGT se perciben también movimientos de poder. Primero fue el mismo Hugo quien, categórico, definió (¿alineó?) a Cristina como la candidata del pueblo obrero. Aníbal, fiel a su fama, realizó además hoy una fuerte declaración de principios en relación a Moyano, Hugo: "Esa CGT que hoy conduce Hugo Moyano es nuestra columna vertebral". (Nota de color: Viene a mi memoria un post del año pasado, este mismo, en el que leíamos en Página 12 que "Moyano criticó a trabajadores que se politizan"). Así pues, al menos en la superficie, flores van y vienen entre Balcarce y Azopardo.


Pero no toda especulación es aceptada por el oficialismo. De hecho, Cristina Kirchner se ha fastidiado con inversores que, apenas enterados de la muerte del bueno de Néstor, salieron a operar con bonos nacionales. El (¿categórico?) resultado de esa especulación lo podemos leer aquí.


Sea como fuere, el resultado del actual proceso de alineación y balanceo puede terminar con la captación del impacto positivo que ha tenido la imagen de Cristina, como parece indicar el hiper-optmista Aurelio aquí. O bien, en un desgaste propio de una alineación mal realizada, como la del neumático que ilustra el post...


Veremos.


--------------------------

Compartí 2.0