miércoles, 7 de septiembre de 2011

Compulsa inflacionaria



Hoy volvimos a Twittear después de algunos días de intenso frenesí laboral. Es un lindo hábito, Twittear. Con dinámica propia, creemos que Twitter es superior al blog en cuanto a su vertiginoso y febril alcance. Pero requiere, eso sí, de una constancia que no siempre tenemos: a 500 días desde la creación de nuestra cuenta en Twitter @Disidente2011, contamos con un promedio de 7 twitts por día. Mejorable performance. Pero en eso estamos.

Seguros de la re-elección de doña Cristina, nos preguntábamos hoy acerca del impacto de la inflación en nuestra economía vernácula. Harto evidente, toda vez que las medidas sociales del Kirchnerismo y las paritarias gremiales son ajustadas por índices superiores al 20% anual (el anuncio encadenado de hoy del aumento de la Asignación Universal por Hijo sirva como ejemplo), la inflación sea probablemente el talón de Aquiles del modelo K.

So far, las medidas antiinflacionarias de la actual administración han sido equivocadas e insuficientes. La batalla contra la inflación no se libra en el plano discursivo, sino en el bolsillo del laburante que, todos los meses, asiste indefenso a la remarcación de precios en el super de su barrio. Por mucho que se intente prohibir la palabra “inflación”, ni por mucho que se intente callar a las consultoras privadas, la realidad es innegable. Y no lo decimos solamente nosotros, lo dicen también el inquieto Moyano y sus herederos.

Breve, aunque relacionado, interregno: es decisión tomada, la de comprar un cero kilómetro y sumarnos al consumismo automotor del modelo nac&pop. Aún en etapa de decisión del modelo a adquirir, hemos estado revisando los precios todos los cero kilómetro. Amigo lector, ¿sabe Ud. cuántos meses del salario mínimo son necesarios para adquirir el automóvil más barato del mercado, el Fiat Uno Fire de 3 puertas? El auto en cuestión, tan “pelado” que bajo el título de Equipamiento, Car One constata únicamente “Rodado 13” como toda descripción, tiene un valor de $ 43.700, por lo que son necesarios 19 meses del salario mínimo vital y móvil para poder comprarlo. Un año y siete meses para poder tener un auto, aunque no tenga ni dirección asistida, ni aire acondicionado. Y aunque llenar su tanque una vez, insuma el 13% del salario mínimo mensual. Sea por convicción, o sea por mero efecto de la ilusión monetaria, el modelo es bancado por la mayoría. Y así vamos.

Retomando: sin conocerse aún medidas antiinflacionarios que excedan el campo de lo discursivo, nos preguntábamos en Twitter acerca del año en que la actual administración (re-elegida en Octubre próximo) dará lugar a la creación de un nuevo billete de mayor denominación que los actuales $ 100 de Roca. Y he aquí entonces, nuestra compulsa del día. Y, como siempre, en el primer comment, nuestro propio pronóstico.

Cerramos con un Twitt de un conspicuo amigo, muy conocedor él de las bellezas naturales del Impenetrable Chaqueño: @bluelabel Estoy "casi" seguro que debemos estar en el top 5 de países cuyo billete mayor tiene menos valor (< U$25).

--------------

7 comentarios:

  1. Con tasas de inflación cercanas al 25% cada año, vemos 2013 como nuestra estimación.

    ResponderEliminar
  2. Cundo el billete de 100 no valga nada.. falta poco, estaría bueno que pongan a un personaje como la gente y no a alguien como Roca o Sarmiento, grandes asesinos de nuestra historia...

    ResponderEliminar
  3. No llegamos ni a 2012, Disi.

    Anibal C.

    ResponderEliminar
  4. Le van a poner la cara de Nestor jajaja

    ResponderEliminar
  5. Por suerte los radichas no tuvieron ese problema, sin ningún empacho se mandaron el de 500.000 australes en 5 años. Podríamos preguntarle al hijo de Alfonsín y a sus asesores.

    ResponderEliminar
  6. Hay un locker de la universidad que tiene una moneda de 5 centavos de Austral para poder ser usado. Es de latón si no me equivoco, y tiene un felino en su reverso. Recuerdo poco tiempo después que salieron las monedas de aluminio, de 1000 australes. Jajaja
    ¡Qué tiempos aquellos!

    ResponderEliminar
  7. la inflación está y se nota. ir al supermercado es un estrés enorme para mi. y poder mantener mi Fiat uno por la nafta me esta resultando muy difícil.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0