miércoles, 28 de septiembre de 2011

El gas de De Vido



En la última década, la cual fue gobernada durante 7 años por el Kirchnerismo, Argentina presenta estadísticas de Energía con fuerte signo negativo:
Entre el año 2000 y el 2010, las reservas de petróleo de la Argentina cayeron 20%.
Las de gas, se redujeron un 55%.
La producción de petróleo cayó un 20%.
Sólo se logró incrementar la producción de gas, aumentando un magro 6%.

Entre Lula y Dilma, Brasil ostenta valores de opuesto signo en estas mismas materias para el mismo período:
Las reservas de petróleo crecieron 60%.
Las gas, aumentaron 70%.
La producción de petróleo se incrementó 65%.
Y también se expandió la producción de gas un 65%.

La comparación es francamente abrumadora: en materia de energía, Argentina parece haber perdido el rumbo. Pero hay un responsable: durante la década del 2000, tenemos en ambos períodos Kirchneristas un mismo Ministro de Planificación: el arquitecto don Julio Miguel De Vido.

Y ojo no sólo perdemos con Brasil…

De los siete países latinoamericanos denominados “gasíferos”, Argentina es el único que redujo sus reservas entre 2003 y 2009, mientras que Perú, Venezuela, Colombia, Brasil, Bolivia y Trinidad y Tobago lograron aumentar sus reservas de gas.

Y lo más grave, es que Argentina es mucho más dependiente del petróleo y gas que el promedio mundial: Mientras que el 60% de la energía consumido en el mundo proviene del petróleo y gas, en Argentina su incidencia es del 87%. En Brasil el 50% de la energía proviene del petróleo y el gas.

Es decir: Argentina es un país cuya matriz energética es gas-dependiente. Específicamente, en Argentina el gas es el responsable del 51% del consumo total energético. Por esto es que la gestión de De Vido es aún más irresponsable.

Su foco parece haberse puesto en la importación más que en la exploración y producción: mientras que en los 80 y en los 90 Argentina tenía 103 y 95 pozos de exploración promedio, para el 2010 tenemos solamente 26 (y en momentos de altos precios de petróleo).

En suma, ¿cuál ha sido, entonces, el mayor logro de De Vido? Convertir a Argentina en uno de los pocos países que han reducido su producción energética entre 2003 y 2009…..

Perú, +68%.
Bolivia, +51%.
Colombia, +34%.
Brasil, +28%.
Chile, +14%.
Venezuela, +14%.
Paraguay, +13%.
Uruguay, +9%.
Argentina, -7%.

Golazo K. Vamos por más.


Fuente: Presentación de Alieto Aldo Guadagni en la 32º Convención del IAEF. Download, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0