martes, 7 de junio de 2011

De cómo el gobierno festeja el Día del Periodista...



Lo dijimos antes. El Día del Periodista no es un día sencillo para el Kirchnerismo.

Pero para este año han econtrado la mejor manera de festejarlo.

Y la verdad que no podía ser de otra manera...

Al fin de cuentas, ¿cuál es, sino, el "verdadero" periodismo que (tanto le) gusta al Kirchnerismo?

Leemos en La Nación: "A través de la decisión administrativa 335, que se publica hoy en el Boletín Oficial, la Jefatura de Gabinete dispuso una modificación del presupuesto por la que la Secretaría de Comunicación Pública, a cargo de Juan Manuel Abal Medina, recibirá 8,5 millones de pesos extra para destinar a publicidad ".

Es decir: el Gobierno aumentó hoy, el día del Periodista, los recursos para la siempre creciente publicidad oficial.

Feliz día, entonces, a todos los periodistas. Incluyendo a los que a pesar de criticar (¿y renegar?) a la década del 90, no tienen mayores problemas en emular a Bernardo Neustadt...

---------------

16 comentarios:

  1. Debería llamarse el día del periodista militante. Digo, si la fecha conmemora la salida de la Gaceta, medio militante de la revolución y censurador de opositores, fundado por Mariano Moreno, que de tan militante era capaz de fusilar al que pensaba distinto, literalmente.

    ¿Ud también le dá crédito a la nota de Sirven? Por favor! Nesutadt era oficialista - Los periodistyas K son oficialistas, ergo: son iguales. Razonamiento de muy baja estofa, muy pobre. No es lo mismo ser oficialista de criminales y genocidas que de gobiernos democráticos. Me extrala de ud!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Sí, la maligna, condenable, aborrecible pauta oficial, tiene razón...
    Claro que no puede compararse con los 1.000 millones de pesos en la forma de pauta privada que pone el grupo Clarín para apoyar a Macri en la ciudad, al colorado colombiano y a esa fórmula ganadora de la UCR con el representante del BCCI

    ResponderEliminar
  3. Sí, podría decirse que Mariano Moreno era un periodista militante, sin dudas.

    Lo que sostenemos es que lo que Bernie y algunos periodistas K tienen en común es la práctica de un periodismo sesgado, alcahuete casi del oficialismo.

    Y atento a que Bernardo lo fue también del democrático gobierno del justicialista Menem, sostenemos que hay un comportamiento común con los periodistas K.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jorge, parece que caemos siempre en el mismo eje de discusión.

    La pauta oficial es del Estado, y debiera usarse para dar a conocer actos de gobierno.

    El Kirchnerismo, así como también otros gobiernos anteriores, ha hecho un uso arbitrario de la pauta, favoreciendo a medios cercanos, y castigando a medios críticos.

    Tanto es así, que la Suprema Corte de Justicia ha obligado a incluir a Perfil en la pauta oficial. Y este es apenas un ejemplo.

    De modo que la pauta privada es irrelevante en esta discusión.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Haber apoyado y propagandizado a una dictadura de criminales no se lava apoyando a un gobierno democrático despues.

    Y ése punto es en dónde al razonamiento de Sirven hace agua.

    Si apoyás a un gobierno democrático, podés equivocarte o acertar.
    En cambio si apoyas a una dictadura sos cómplice de sus crímenes.
    Hay un océano de diferencia y lo sabés.

    ResponderEliminar
  6. No hay ánimos de defender a Bernardo.

    Tan sólo se resalta un comportamiento común que tiene con los actuales periodistas K: el ser voceros del poder de turno.

    Nada más, y nada menos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. republico javier ud cree que con votar cada 2 años un gobierno ya es democratico ????

    ResponderEliminar
  8. javier podriamos decir entonces que pagina tiempo
    argentino telam 678 canal 9 v h morales etc son complices de lo que se roba en este gobierno. Los reboludonarios K dan pena y un poquito de verguenza.Y no me corran con que estoy a favor de clarin eh, a clarin y a megnetto tambien los putee cuando aparecio la valija de antonini y clarin hablaba de lo bien que crecia la economia

    ResponderEliminar
  9. Nestor, hay una diferencia muy grande que es lo que expresaba arriba.

    Al apoyar a un gobierno democrático, sea Menem, Kirchner o De la Rua, vos podés pifiar o hacer bien. Lo más probable es que apoyes algunas cosas y no te gusten otras, y con todo el derecho del mundo eslegis lo que decir según te dicte tu conciencia / criterio / bolsillo, si querés / lo que sea.

    Si apoyás y sos exégeta y propagandista de una dictadura ya entramos en otra categoría. Es ahí donde la comparación de Sirven se hace burda.

    Y no, votar cada 2 años solamente no hace una democracia. Pero del 83 a la fecha tuvimos democracias, sí que perfectibles, pero no por ello dejaron de serlo.

    ResponderEliminar
  10. Javier ¿que fue de la credibilidad de Bernardo post Menem?

    Y ¿cual crees que va a ser la credibilidad de Barone post Cristina?

    Esa es la comparacion que se hace.

    Abazo.

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo con vos, Disidente, como siempre que estoy de acuerdo. Clarín fue castigado por la ausencia de pauta oficial, pero no le importa mucho porque tiene el negocio sojero, el arrocero, el cable, la feriagro, etc. A La Nación tampoco, porque su verdadero negocio está en las Islas Gaiman. Y a Fontevecchia no sé, porque su negocio es el chantaje

    ResponderEliminar
  12. Jorge, esos son negocios de índole privada, en todo caso.

    Tal vez debas darte una vuelta por el último post, y ver la tenue separación que existe entre los negocios de Moyano y los dineros públicos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Mirá Disidente, en mi caso la aversión x Neustadt viene por el lado de su apoyo a la dictadura. No por menemista. Barone no apoya a ningún torturador ni genocida.
    A mi Barone no me gusta mucho, pero ya que preguntás por el futuro supongo que los kirchneristas lo bancaremos y los demás no. O sea, igual que ahora.

    Y, llegado el caso, si no en el futuro no tiene credibilidad ¿Y qué? El tipo dijo lo que tenía que decir en el momento en que sintió que había que decirlo.
    A Discépolo lo insultaban y lo amenzaban, y aun así es uno de los más grandes poetas argentinos del siglo XX.

    Por otra parte, a Barone y los demás 678 están jugados si no continúa el kirchnerismo. La enorme mayoría de los medios privados se las tiene jurada. Con suerte conseguirán laburo en una radio barrial. Y no me vengas con el versito de que sería mercado castigando a un tipo sin credibilidad, porque Facundo Pastor y Luis Majul escriben en La Nación, y convengamos que credibilidad no tienen mucha que digamos...

    ResponderEliminar
  14. Si la publicidad oficial no existiera, la realidad real sería la contada por Clarin, La Nación y tu blog. Veríamos oscuras mafias encabezadas por Moyano y prístina blancura en otras mafias convertidos por el arte de magia de las imagenes falaces en ong's solidarias, partidos políticos coherentes, fundaciones bienintencionadas y eso sí, mucho marketing corporativo

    ResponderEliminar
  15. Javier, seguis colgando la pelota afuera.
    En todo caso, vos marcas una diferencia entre Bernardo y Orlando. Y aca marcamos una similitud: ambos fueron voceros del oficialismo de turno.

    Punto.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Jorge: el objetives no de la publicidad oficial no es solventar medios (por mas amigos o afines que le sean). El Estado cuenta con medios propios para contar "su relato".

    Abrazo.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0