martes, 26 de enero de 2010

El uso de la fuerza pública


Dado el sino trágico de nuestra historia, el uso de la fuerza pública es apenas esporádicamente empleada. Si me preguntan, creo que en general, está bien que así sea.

Pero el corte de Gualeguaychú no resiste ya el menor análisis. Una autodenominada Asamblea Ambiental se adjudica el derecho de decidir quiénes pueden emplear el puente internacional General San Martín y quiénes no. Y sus criterios para decidir son, francamente, irrisorios.

Nuestras autoridades han observado, inmóviles, cómo estos "ciudadanos" han decidido que la hinchada argentina pueda sortear el corte para así presenciar el partido en Montevideo, en ocasión del último partido de las Eliminatorias del Mundial. Sí, el partido del "sexo oral".

Pero, curiosos criterios de decisión, los mismos "ciudadanos" decidieron que no podrán cruzar los hermanos uruguayos para votar en las últimas elecciones generales del vecino país. Sorprendente, ¿verdad?

Pues sigue.

Hoy, los "asambleístas" han decidido que van a impedir que Telefónica renueve un tendido de fibra óptica: "Queremos dejar en claro que no se corta el servicio de internet, sino que simplemente nos oponemos a un cambio de la fibra óptica", dado que (sospechan) se beneficiará a Botnia.

Actualmente cualquiera se atribuye el derecho a cortar una calle, un puente internacional, una autopista, o impedir la instalación de un cable de fibra óptica. Mientras tanto, las autoridades observan inmóviles.

¿Habrá llegado el momento?

----------------------

2 comentarios:

  1. Habra llegado el momento en que Disidente se reconoce facho?

    ResponderEliminar
  2. Ja. Era prevesible. Te faltó llamarme Dizidente.
    La justa y correcta alpicación de las leyes no tienen ideología, anónimo.

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0