jueves, 21 de julio de 2011

El debate y las prácticas de la política vernácula




Es una máxima de las (peores) prácticas de la política vernácula: quien va ganando en las preferencias electorales, sencillamente no se presta al debate. La lógica subsyacente: no arriesgar, y "hacer la plancha" hasta el domingo electoral. Lo hace el Oficialismo kirchnerista cuando lidera las preferencias, y lo hace Macri ahora en CABA.

A nosotros siempre nos gustaron los debates (en el link, verán cómo en los comentarios algún lector oficialista cuestionaba las bondades de esta práctica tan habitual en otros hemisferios, defendiendo la negativa postura del entonces candidato por Buenos Aires, el bueno de Néstor).

Y somos consistentes ahora: nos gustaría ver a Macri debatir con Filmus. Se lo debe al electorado, propio y ajeno.

----------------

1 comentario:

  1. Estimado:
    Ud apela al voto racional, el que piensa y medita sobre el discurso y las propuestas ... la mayoría enorme no vota por ese criterio, es más personal, subjetivo, afectivo, irracional, y hasta loco... se vota por lo que representa el votado, la imagen, los ideales, etc ... ni siquiera es la gestión, si no los resultados hubieran sido más críticos para el macrismo ...lo que sí es cierto es que el radicalismo y la CC plancharon mal en la Ciudad de Bs As, que opina de eso para las nacionales?
    Atte/

    ResponderEliminar

Opine libremente, sin censura ni edición. En este Blog no revisamos los comentarios antes de su publicación.

Compartí 2.0